Natalia y Jordi Cruz reviven juntos su etapa de Megatrix

Madrid- 24 MAR 2021

El último programa de “Qué Fuerte Tía!”, el magazine de actualidad de Ron Barceló en Twitch, estuvo dedicado a la colorida década de los 2000 y, como no podía ser de otra manera, el invitado estrella fue el conductor de Art Attack, Jordi Cruz. El presentador se reencontró tras 15 años con su antigua compañera en Megatrix, Natalia, y aprovecharon para rememorar aquella etapa y aclarar los rumores sobre su presunto romance.

Jordi Cruz y Natalia llevaban sin verse las caras desde 2006 hasta este martes 23 de marzo de 2021, 15 años después de que ambos coincidieran como presentadores en el programa infantil de Antena 3, Megatrix. “¿Tan mal nos llevábamos?”, le comentó con ironía Natalia en su reencuentro. “Yo soy muy rancio, no tengo amigos famosos, aunque luego te he seguido y he bailado todas tus canciones”, le replicó el presentador, que recordó entre risas el característico olor a vinagre del plató de Megatrix. Ante el buen rollo que se palpaba entre ambos y, rescatando rumores del pasado, la pregunta de la audiencia de “Qué Fuerte Tía!” fue clara: ¿hubo tomate entre Jordi y Natalia en Megatrix? “La verdad es que nos llevábamos muy bien, en nuestros ratos libres cantábamos mucho”, reconoció Jordi, para luego despejar todas las dudas: “Pero ¿cómo va a haber tomate entre dos personas de un programa infantil?”.

Jordi Cruz descubre el paradero actual de ”El manitas” y “El cabezón”

El invitado habló sobre su resurgir mediático tras años apartado de los focos. Todo sucedió cuando fue confundido en redes sociales con el jurado de Masterchef con el que comparte nombre, y cuando le tocó ser una de las víctimas de los ‘matafamosos’: “A mí me habían matado. Había gente que se dedicaba a matar a personas que estaban perdidas”. A sus 44 años, el tiempo no pasa por él -algo que atribuyó a la buena genética- y sigue siendo cariñosamente recordado por su etapa en Art Attack. Sobre este programa, Jordi descubrió el secreto mejor guardado: el paradero actual de las otras dos figuras clave de Art Attack. Sobre “El manitas”, reconoció que había estado investigando: “Tenía tanta pasta que vivía en el Caribe… La de dinero que le dio hacer dibujos grandes. Ahora se dedica a vender dibujos por internet, que son un poco creepy”. En cuanto a “El cabezón”, comentó entre risas que “ahora está en La Isla de las Tentaciones”, en referencia al parecido que le han sacado las redes con uno de sus concursantes, Diego.

Natalia se enfunda el outfit de “Vas a volverme loca”

Jordi también confesó el sueño que tiene desde hace muchos años: presentar Eurovisión. “Es mi sueño. Voy a clases de inglés para poder presentarlo algún día ¿Alguien duda de que algún año España vaya a ganar Eurovisión?”. “Donde no iría bajo ningún concepto es a MasterChef” ya que no le gusta mucho el mal rollo de los jueces del programa. “Yo hice el casting, pero no me cogieron”, replicó Natalia. La cantante, otro de los iconos del 2000, demostró que los años no pasan por ella y, tras sorprender programas atrás vistiéndose con su traje de primera comunión, este martes se enfundó el outfit completo que llevó en la portada de su afamado tema “Vas a volverme loca”: “Mi madre lo tenía guardado en un cajón. No veas cómo huele”.

Respetando las medidas de seguridad y alarma del toque de queda

La grabación del programa sigue todas las medidas sanitarias establecidas para garantizar la seguridad tanto de trabajadores como invitados. Al más puro estilo “La Isla de las Tentaciones”, “Qué Fuerte Tía!” también tiene su propia alarma que, al igual que en el programa de Telecinco, su activación trae consigo malas noticias. Con el sonido de la alarma, los asistentes abandonan el plató para llegar a tiempo a casa antes de que comience el toque de queda. Para los pocos despistados que aún no se han enterado, la emisión del programa puede seguirse cada martes a las 21h a través de un canal propio www.twitch.com/quefuertetia Además, tras el directo en Twitch, se podrá volver a ver de manera íntegra en el canal de YouTube de Qué Fuerte Tía!.