Más que un licor café

La perfecta combinación del aguardiente de caña jamaicano, café Blue Mountain y vainilla Bourbon, hacen de Tía María un licor complejo y equilibrado. Perfecto para tomar sólo, combinarlo con café, o degustarlo como complemento en los mejores cócteles como el Tía María Frapé o el clásico Expresso Martini.