Bollinger presenta La Grande Année 2014, símbolo de la artesanía y tradición de la Maison

  • La nueva añada de este exclusivo champagne sorprende por su perfil aromático así como por sus sutiles notas minerales que lo convierten en toda una joya de la gastronomía.
  • La extraordinaria cosecha de 2014, marcada por el clima, ha permitido crear un exclusivo champagne que destaca por su intensidad, textura y complejidad.

Madrid – MARZO 2022

Su creación es todo un símbolo de excelencia. Hablar de La Grande Année 2014 es poner en valor el savoir-faire de una Maison que se supera con cada uno de sus lanzamientos. Un hecho que se aprecia en el detalle y la elegancia visual de cada una de estas botellas tributo a una cosecha extraordinaria.

Excepcional y atemporal, para elaborar La Grande Année 2014 se selecciona la uva de mayor calidad y se vinifica exclusivamente en pequeñas barricas de roble de 20 años de antigüedad, favoreciendo así el desarrollo de aromas de gran delicadeza y obteniendo un vino con más cuerpo y con gran capacidad de envejecimiento gracias a la microoxigenación. Un método artesanal que, tras una crianza de más de 9 años sobre lías, culmina con el removido (remouage) y degüelle manual de cada una de las botellas.

La calidad y mimo puesta en este proceso de producción lo convierte en una de las grandes cuvées de la Maison. ‘Cada botella de La Grande Année 2014 es el resultado del trabajo apasionado, minucioso y riguroso de todos los que trabajamos en Bollinger. Sus métodos artesanales se han transmitido de generación en generación’, ha afirmado Charles-Armand de Belenet, Director General de la Maison.

La añada 2014 ha sido producto de un clima muy particular. Tras un otoño e invierno lluviosos se sucedieron un par de meses muy secos y un agosto particularmente frío. Algo que provocó que los viñedos de Bollinger se empezasen a vendimiar al mismo tiempo, el 15 de septiembre, terminando tan sólo nueve días después en lugar de las dos semanas habituales.

Este hecho no afectó lo más mínimo a la calidad de la uva que ha mantenido perfectamente la madurez y la acidez de los mostos. El resultado no es otro que un vino preciso, refinado y complejo, tanto por su mineralidad como por su excepcional intensidad.

La perfección alcanzada con su proceso de elaboración, desarrollado durante casi dos siglos, ha premiado a Bollinger con el sello de calidad Patrimoine Vivant que recompensa la artesanía y savoir-faire.

Intenso, vibrante y con notas minerales

La Grande Année 2014 es un champagne en el que se ensamblan a la perfección un 61% de Pinot Noir y 39% de Chardonnay, provenientes de una cuidada selección de 19 crus. Entre ellos, destacan de manera especial los Grands Crus de Aÿ y Verzenay de los que se seleccionan las uvas de Pinot Noir así como Chouilly y Oiry de los provienen las Chardonnay.

Vestido con delicados destellos dorados, La Grande Année 2014 sorprende en nariz por su complejidad y sus recuerdos de brisa marina. Aromas de cerezas, limón, membrillo y bergamota se completan con notas avellana, almendra, melocotón y ciruela mirabel. Una agradable sinfonía con una gran riqueza aromática.

Esta complejidad aromática culmina y sorprende de manera gradual en boca donde se percibe un champagne fino, intenso, con un toque salino y con una delicada acidez.

La armonía gastronómica perfecta

Todos los matices que esconde La Grande Année 2014 se perciben a través de armonías gastronómicas con un alto componente salino. Su densidad y textura hacen de él un vino verdaderamente gourmet pudiendo ser el maridaje perfecto para platos refinados y productos de gran calidad como pescados blancos, mariscos o algas.

En definitiva, un champagne que hace de su degustación una verdadera experiencia para aquellos que valoran y aprecian el trabajo de una Maison que se esfuerza por seguir sorprendiendo con cada una de estas joyas enológicas.

PVP: 160€